01 septiembre 2005

PLAZA DE LOS REYES


Vieja Plaza de los Reyes
de arraigada solera,
que de paz mi alma llenas
pues te vuelvo a reencontrar.
Tiempos ha fuiste pisada
por pasos titubeantes
de infantes caminantes
en un perpétuo jugar.
Parece que fué ayer
que entre tus flores jugaba
o bien desde tu atalaya
procesiones contemplar.
Desde la vecina Iglesia
de San Francisco adosada,
¡ cuántas noches estrelladas
para disfrute y solaz !
Noches de paz y contento,
descanso del caminante
que permanece espectante
en tu familiar solar.
Vieja Plaza de los Reyes,
en tí encuentro cobijo,
pues de Tí, yo soy hijo
y no te quiero olvidar.

OFELIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada