01 mayo 2005

A MIS PADRES MURCIANOS

Padres os llamo con devoción
e hijo vuestro me considero,
pues con todo mi respeto
os llevo en mi corazón.

No os pude conocer,
el trataros me fué negado,
no pude nunca abrazaros
y brindaros mi querer.

Para tal evento suceder
y como hijo quereros,
tuve que enamorar primero
al fruto de vuestro querer.

En Sabadell nació esa flor
tan bonita y tan sencilla;
así es ésta hermosa chiquilla
que adoro con devoción.

Esa mujer, vuestra hija,
me entregó su corazón
y por ella supe yo,
lo mucho que os quería.

Ese amor en mí irradiado,
os vengo yo a ofrecer
y con respeto tengo a bién,
mis padres consideraros.

Ofelio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada