06 septiembre 2006

Tristes horas.

Horas de amargo pesar
la tristeza me cautiva
ya que tu ausencia me indica
en un continuo esperar.
Desespero con temor,
de congoja mi alma llenas,
pues me consume la pena
y me aflige gran dolor.
La espera es cruel castigo
a mi corazón espectante;
dejar de verte un instante
es condena y es suplicio.

OFELIO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada