14 noviembre 2006

Dulces Sueños.

Apoya tu cabeza sobre mi hombro.
Cierra tus ojos, descansa, sueña.
Aparta tus miedos, tus desesperanzas,
tus penas.
Tus párpados cerrados,
mis labios a tus pestañas besan;
franca sonrisa ilumina tu cara,
paz te transmito,
te doy mi fuerza.
Te estremeces, tu piel vibra,
tu cabeza sobre mi hombro
quieta, muy quieta.
No se si estas dormida,
si estás despierta ... sueñas.

OFELIO.

4 comentarios:

  1. Escribe usted cosas muy bellas, un abrazo desde tierras Suramericanas, Sol.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:50 p. m.

    Sencilla y muy bonita. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:51 a. m.

    Usted se debe inspirar mas

    ResponderEliminar