08 enero 2007

Perdón

A Dios le pido clemencia
por tenerte siempre al lado
¿es delito o es pecado
disfrutar de tu presencia?

Junto a ti mi tiempo pasa,
transcurre plácidamente,
como agua de la fuente
que tranquilamente mana.

Si mi vida te dedico
hasta que llegue mi muerte
¿voy a renunciar a verte,
cuando yo sin ti no vivo?

No me pidas éste suplicio,
pues si yo te quiero tanto,
ten clemencia de mi llanto
librándome del castigo.

Ofelio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada