30 marzo 2007

NARANJOS DEL REVELLÍN

Naranjos del Revellín,
que adornando las aceras,
el aroma de azahar
llega a uno y otro confín.
Vuestras doradas naranjas
son admiración del paseante,
que asombrado queda espectante
ante cariátides sacras.
Contemplaros en abril
y percibir vuestro efluvio
a todos llenais de orgullo
y presumir de ceutí.
Vuestras hojas candenciosas
susurrar al oído quieren,
porque gritarte no pueden
en la noche prodigiosa.
Frondosos y nobles naranjos,
silenciosos centinelas,
llevais la historia por bandera,
de cuántos os han contemplado.

OFELIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada