02 julio 2007

IGLESIA DE LOS REMEDIOS

Luce el sol con esplendor
en los trianeros mosaicos
de ese pórtico engalanado
que te pide una oración
de que no pases pecador
sin a la Virgen saludado.
La Señora sobre el olivo
y a sus piés unas palomas,
a su costado está Cristo
en actitud redentora;
Cristo de la Buena Muerte
que a su Ceuta enamora.
Así recibe al feligrés
la Parroquia de los Remedios,
iglesia de gratos recuerdos
iniciados en la niñez;
templo de canto y de gloria,
de ceremonias y rezos,
iglesia sentida en el pecho
de todos los que la adoran.

OFELIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada