01 enero 2008

PRONUNCIAS MI NOMBRE

( A una rosa llamada Sandra
Vicario Benitez )

Te amo como el agua a la rosa,
que la mima y acaricia.
Agua , néctar de la vida
que sacía la sed
y hace florecer los campos;
agua que purifica el alma
en sus rituales religiosos.
Agua que transmite ternura y cariño,
que respeta y besa a la rosa.
Me agrada que pronuncies mi nombre,
aunque sea sólo una vez;
pero que ese pronunciamiento
sea siempre leal y sincero,
como son mis pensamientos
que vuelan libremente hacia tí.

OFELIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada