01 abril 2008

CAMINO DE CEUTA

Caminando, cansado del camino
llevo rotas las sandalias
y al mirar tus verdes pinos
mi corazón se desgarra.
Llegué vencido a mi Ceuta
cruzando rios y montañas,
el polvoriento sendero
me fué besando las canas.
Tú me ofrecistes, Ceuta
de tu pantano su agua,
agua del cielo muy fresca
para mi seca garganta.
Ceuta, estoy cansado del camino,
si te sirven mis palabras,
si te vale mi ternura,
vuelvo a beber de tu agua.
El agua que tú me ofreces,
agua que no fué manchada,
pues supistes defenderla
del huracán cuando pasa.
Te visitaré Ceuta mía
por la tarde o mañana,
siempre que quieras decirme......
.. aunque no me digas nada.


OFELIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada