28 febrero 2006

MI DIOSA

Tu rubio cabello
es oro sobre la almohada,
tus cerrados párpados
resaltan tus pestañas.
Tu respiración tranquila
anuncia la feliz mañana;
ahora eres mia,
entre las sábanas.
Te beso, acaricio, poseo,
eres la luz de mi alma.
Mis labios recorren tu cuerpo,
mi pasión está desbordada,
finges que estas dormida,
tu estremecer te delata,
la tibieza de tu cuerpo
a amarte me reclama.
Me recibes, te recibo
eres mi Diosa amada.

OFELIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada