29 enero 2006

ENAMORADO

Paseando por la Marina
mis pasos me van llevando,
a un lado, queda el mar,
en el otro, está tu encanto.

Mi corazón late aprisa
más que andar, voy volando
y es que de Ceuta, mi cuna,
soy eterno enamorado.

He empezado en Trujillo,
he de llegar a San Amaro,
antes he de pasar por Alfau;
las Balsas quedan a un lado.

Cuando cruzo por las Heras
y entre flores voy andando
tengo enfrente la cantera
que la refinería ha ocultado.

Alzo mi vista hacia arriba,
pinos, flores, eucaliptus;
bajo el azul del cielo
emerge el Fuerte del Hacho.

¡Dios mío, cuántos recuerdos
que mi vida ha forjado!
¡Gracias Dios por permitirme
estar de Ceuta enamorado!

Ofelio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada