08 agosto 2006

Una taza de té.

(A Asunción con cariño.)

Junto a una taza de té
las horas van transcurriendo,
pasando veloz el tiempo
y de la amistad dando fé.
Transcurre la madrugada,
acuden viejos recuerdos,
unos sabios, otros necios
de la existencia pasada.
Hago balance de cosas
que por mi vida pasaron,
dejándo el corazón acariciado
por las alas de mariposas.
Creo que la mejor es la amistad,
por noble y por generosa
y como joya valiosa
hay que saber apreciar.
Doy testimonio, pues sé,
que la amistad preferida
es al tuya, buena amiga
junto a la taza de té.

OFELIO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada