01 agosto 2009

EL PUENTE ALMINA

Recuerdos de Ceuta (1.950 - 1.960)

El Puente Almina o sencillamente el Puente, es el centro neurálgico de nuestra bella ciudad. Es el lugar de la cita o de reunión. El lugar de encuentro o despedida. Es el corazón de Ceuta. En él confluyen el Paseo de la Marina, la calle Real o Revellín, el Paseo de las Palmeras, el Mercado Central de Abastos, los Jardines de San Sebastián y las escaleras que conducen al varadero y al Muelle de Pescadores, tambien conocido como del Comercio. Es paso casi obligado si se quiere ir de una parte a otra de la ciudad.
Su configuración tiene la forma de una Y griega. El vértice en el que convergen los tres ramales, está presidido por la solemne e impresionante Casa Trujillo. Es un gran edificio de cinco plantas, de color crema, con ventanas y balcones de diferentes tipos y rematado en su alto con dos conocidas y familiares torres. Entre las torres y la balconera del primer piso el artista local José Garzón ha colocado un gran mural con la fotografía del Alto Comisario Exmo. Sr. García Valiño con motivo de su visita a nuestra ciudad.
En la parte baja del edificio tiene su sede el Centro Hijos de Ceuta. Estamento algo elitista pero de enorme arraigo y popularidad. En sus salones se celebran con mucha frecuencia exposiciones de pintura, cerámica y fotografia. En el primer piso, al que se accede por una monumental, artística y majestuosa escalera de mármol de las llamadas de caracol, se encuentran las oficinas de nuestra popular y querida Sociedad Deportiva Ceuta, el club de futbol representativo de la ciudad y que milita en la Tercera División de Futbol. El Club es presidido por el industrial Don José Benoliel y ejerce como Secretario, el simpático y bonachón Don José Pulido, maestro del Colegio Lope de Vega y que tiene como costumbre repartir localidades entre sus alumnos para que asistan a ver los partidos de futbol y apoyar al equipo. En uno de los balcones, justamente en el que mira hacia el centro del puente, luce esplendoroso el escudo del club. Éste singular edificio de estilo neobarroco se inició su construcción en 1.925 y se finalizó tres años mas tarde. Su creador, el arquitecto mallorquín André Galmés Nadal.
Si nos situamos frente a la Casa o Edificio Trujillo, en una pequeña plazoleta que sirve de base a una alta farola central y donde dirige y canaliza el tráfico el guardia municipal de blanco y reluciente casco, podemos relatar la panorámica que contemplan nuestros ojos teniendo como punto de referencia dicho edificio. En ésta pequeña plazoletita en los dias navideños, es donde se depositan los regalos y presentes de los conductores hacia la Policia Municipal, concretamente a los encargados del tráfico.
A la izquierda, tiene su inicio el Paseo de la Marina teniendo como base la Agencia de Viajes Trujillo. Metros mas adelante se encuentra la sede social de Caza y Pesca. Un pequeño kiosco sirve de comienzo a los Jardines de San Sebastián. Blancos bancos de mampostería rematando los setos protectores de las flores y estatuas de mármol, dan una gran particularidad a éste pequeño, pero coqueto jardín. Entre altas y frondosas palmeras, estas blancas y elegantes estatuas representando el trabajo, la industria, las artes, la navegación, etc.dan un toque de cultura y elegancia. Todo el conjunto forma un espléndida atalaya, un hermoso balcón donde el mar viene a batir y romper contra las rocas situadas a sus pies y desde donde podemos contemplar de forma magnífica todo el puerto. Otro kiosco remata el final del jardín, justo en la parada de autobuses de la linea Heras- Benitez hacia el campo exterior.
Aquí comienza lo que es auténticamente el Puente, pues debajo está hueco y alberga las instalaciones de un pequeño varadero para la reparación y puesta a punto de pequeñas embarcaciones. El lugar se estrecha considerablemente hasta las escaleras de bajada a dicho lugar o bien hacia el Muelle de Pescadores. El aroma salino y marinero invade el lugar y son muchos los que situados en el alfeizar de la balustrada, contemplan el trajín marinero. Abajo, aparte de reparar las embarcaciones, los sacrificados pescadores preparan las artes y utensilios de pesca. Es una estampa tipicamente marinera.




( continuará)

1 comentario:

  1. Aracelly11:39 a. m.

    Querido Ofelio,gracias por tus relatos y por favor no tardes tanto en publicarlos, pues me asustaste al no leerte. Es broma. Besos de Aracelly

    ResponderEliminar