01 julio 2010

VILLAJOVITA Y BENZÚ

Recuerdos de Ceuta ( años 1.950-1.960 )

La camioneta amarilla y roja que hace un rato cogimos en el Puente Almina inicia con su peculiar ronquido el comienzo de la Cuesta del Sardinero. Hace breves instantes, dejamos atrás las Puertas del Campo. También la primera panadería industrial afincada en nuestra ciudad, la Ufapance. Y ahora, en éste preciso momento, acabamos de rebasar a nuestra izquierda la granja de La Legión y a la derecha la fábrica de gaseosas, refrescos y sifones Weil. Los camiones de ésta familiar y entrañable Empresa, pintados de color amarillo oro viejo, reparten por todo Ceuta los exquisitos refrescos Kiss, junto a grandes barras de hielo que transportan en dos pequeñas cámaras adosadas a ambos lados de cada vehículo. Vehículos que los chavales aprovechamos a su paso por los distintos barrios, para reengancharnos en su parte trasera y darnos un corto paseo. Debido a sus cortos recorridos visitando y suministrando bares y tiendas de ultramarinos y a su prudente velocidad.
Pasados ambos estamentos, cuando el autobús inicia un pronunciado descenso que nos llevará hasta la Playa Benitez, justo aquí, podemos decir que comienza la entrañable Barriada de Villajovita. Modesta barriada de empinadas calles y reluciente de blancas casitas. En su parte lindando al mar, se extiende parte de ella en un barrio conocido como de las Latas.
El Mercado Municipal, situado a la izquierda formando dos terrazas de distintos niveles que marcan la linea divisoria con la carretera por donde circulamos. Alzamos la vista y aún podemos contemplar los restos de las Murallas Meridinas ( Siglo XIII ) que sobresalen majestuosas entre los dorados tejados de las casitas que las bordean. Las Murallas son más visibles desde la empinada cuesta de la carretera que sube hacia la Barriada de Hadú.
Entre los residentes de ésta apacible y tranquila Barriada de Villajovita, saludamos al delgaducho y bueno de Manolo. Es archiconocido por todos. Es el hombre que vive por y para los chavales que practican el futbol. Encubierto por sus gruesas gafas, su moreno y enjuto rostro refleja la inmensa humanidad de su alma. Es un ser entrañable.
Otro personaje muy popular y carismático, muy amigo de sus amigos, es Angel Olmedo. Cabo primero de Regulares nº 3. Cada medio dia, su inmensa silueta se hace visible en la empinada cuesta. Nos saluda agitando su mano y nos obsequia con su eterna sonrisa.
Proseguimos nuestro paseo en autobús y en pleno descenso formando una doble curva izquierda-derecha, desembocamos en la Cría Caballar. Ésta es un estamento castrense de enorme solera, cuya labor consiste en la cría, reproducción y mejora de la cabaña equina. Toda una institución en Ceuta.
Un poco mas adelante, rodeado de macetas, flores, cubierto de protectora sombra y situado junto al cruce de la carretera que va hacia la Puntilla, nos encontramos con el familiar y popular Restaurante Casa Fernando. Toda una tradición ceutí. ¡ Cuántas bodas, bautizos y comuniones se han celebrado en tan grato y acogedor establecimiento ! En éste tiempo, todos tenemos alguna fotografia de tan magnifico restaurante como recuerdo de alguna asistencia con motivo de celebración de algún acontecimiento u onomástica celebrado en algunos de sus salones.
Practicamente aquí, tiene su inicio la Playa Benitez. La carretera que nos lleva a Benzú, completamente llana y que señala el perfil playero. La carretera prosigue un buen trecho en linea recta hasta las primeras estribaciones recortadas, donde comienzan las sinuosas curvas que remarcan el pronunciado relieve de ésta parte de la costa.
Un olor muy característico y penetrante nos anuncia que nos aproximamos a la fábrica de guano. Al pasar junto a ésta industria fabricante de abono para la agricultura, el olor se hace casi insoportable. Dependiendo del viento que sople, bien sea poniente o levante, se hace más o menos intenso tan pronunciado olor.
Un poco mas adelante, Punta Bermeja nos saluda con la casi virgen Playa de Calamocarro. Es una pequeña pero maravillosa playita. Sus aguas frias y transparentes dan lugar cada atardecer a una variada gama de colores azules y grises, que hacen de ésta playa casi un lugar mágico.




( continuará )

5 comentarios:

  1. Cuantos y cuantos recuerdos. Nunca antes le había leido, ahora es un placer hacerlo. felicidades. Aun guardo la foto de la celebración de mi comunión en Casa Fernando. Ha despertado el recuerdo de personas y situaciones que creí ya olvidados. Gracias Ofelio. Ramón Calderón

    ResponderEliminar
  2. que bonita foto de recuerdos ;)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:22 p. m.

    En general toda la familia te seguimos en tu recuerdo. Nos decimos cada mes... que de qué hablaras en el proximo. Hacemos nuestras apuestas aunque parezca imposible.Pero sabemos que hables o recuerdes lo que sea, siempre nos vas a sorprender. Así que adelante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:14 a. m.

    Excellent post. I want to thank you for this informative read, I really appreciate sharing this great post. Keep up your work up. How to protect wild animlas?

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:14 a. m.

    Thanks for your information mate. You can also Check my blog

    ResponderEliminar