01 marzo 2011

PLAZA DE ÁFRICA

RECUERDOS DE CEUTA ( Años 1.950 - 1.960 )

Rico vergel y majestuoso oasis, con el aroma profundo de salitre del mar que por ambos lados penetra en suave brisa acariciadora y que hace de éste bello rincón, uno de los más bonitos de nuestra querida Ceuta. Plaza de África, corazón y pulmón de la ciudad. Lugar de descanso y reposo conde tanto el nativo como el foráneo, entre palmeras, abetos y flores se deja llevar en dulce melancolía y se deja envolver por la magia de colores y fragancias.
Así es éste bello lugar. Así es ésta inmensa e irrepetible Plaza de África. A un lado, queda la Iglesia de Nuestra Señora de África, Virgen Patrona y Alcaldesa Perpétua de la Ciudad. Lugar de culto y de esperanzas donde tantas lágrimas se han vertido con el transcurrir de los años. Antigua ermita desarrollada en sucesivas ampliaciones en un bello y querido santuario. Don Bernabé Perpén es el cura párroco, hombre de majestuosa y humana fisonomía y de peculiar caracter, que es ayudado en su labor por un par de inquietos y traviesos monaguillos, ambos hermanos y mellizos apellidados Espinosa.
Al lado de la iglesia están ubicadas las oficinas militares, formando un arco protector que viene a desembocar en la pequeña placita donde se erige el monumento al Laureado Teniente Coronel de Regulares Nº 3, Exmo Señor Don Santiago Gonzalez-Tablas.
Cruzando la calle, tenemos justo enfrente de la puerta principal de la iglesia, la Capitanía General Militar, en cuya fachada está representado el Escudo Nacional y donde soldados de guardia permanente dan fé del edificio castrense. Inmediatamente, se alzan las altas rejas y los frondosos árboles que rodean el Parque de Artillería. Otro acuartelamiento muy querido de la población. A continuación y siguiendo la antigua e histórica muralla, una enorme puerta de arco de piedra da acceso al modesto Barrio de la Ribera. Dicha muralla viene a terminar justo al lado de la Catedral.
La Catedral, llamada de la Asunción de Nuestra Señora, está en obras de plena renovación desde el año 1.949 y por falta de medios aún se encuentra su interior sin completar. La portada es de mármol negro y en su lado derecho está situado el monumento dedicado a los Caidos por Dios y por España de la pasada Guerra Civil. Para acceder al Templo, hay que subir unos escalones que tambien están sin finalizar. El interior está compuesto de tres hermosas naves. Mientras está en obras, el uso de las naves se utiliza para montar y servir de refugio a diferentes pasos procesionales de nuestra Semana Santa, que efectúan su salida por otra puerta de grandes proporciones y que carece de escalones, dando frente a la calle Jáudenes, tambien conocida como calle Larga. Justo por detrás de unas viviendas y comercios dedicados a la venta de efectos navales.
A continuación, en una marcada y apenas en atisbo de lo que será el inicio de la futura Gran Vía, se encuentra situado el Palacio Municipal. El Ayuntamiento es un bello edificio colonial construido en 1.926 y que tiene de particular dos hermosos salones de especiales características. El Salón del Trono, donde se guarda el Pendón Real de la Ciudad y el Salón de Sesiones, con un espectacular artesanado de madera tallada en su techo. La subida a ambos salones se efectua por medio de una hermosa y artística escaleras de zócalos de azulejos de Talavera, en cuyo fondo se halla una magnífica vidriera con el Escudo de Ceuta y unas Naos, recordando nuestra pasada historia o etapa lusitana. Como dato significativo, diremos que el Ayuntamiento fué inagurado el 6 de Octubre de 1.927 por el Rey Alfonso XIII con motivo de su visita a Ceuta para hacer entrega de la Primera Bandera a La Legión. En 1.936, desde el balcón principal del Palacio Municipal, el General Franco, saludó al pueblo de Ceuta antes de cruzar el Estrecho con el famoso Convoy de la Victoria.
El Palacio Municipal termina su fachada en una entrada que hace bajada y que cierra una hermosa y alta verja. Pared con pared está situado un establecimiento de bebidas de gran solera y muy querido y frecuentado por todos los caballas, particularmente debido a su proximidad, por los empleados municipales y algunas veces por el mismo alcalde y sus concejales. Se trata del Bar Sin Nombre. Frente a él, se encuentra la parte posterior de la Iglesia de África, concretamente el acceso a la Sacristía.
Estos son los principales edificios y lugares que rodean ésta bella Plaza Jardín. Altas palmeras y esbeltos abetos dan sombra y adornan su centro donde se erige el obelisco de piedra y bronce levantado a los Héroes de la Guerra de África 1.859-60, recordando la Batalla de los Castillejos. El Monumento es de piedra procedente de la cantera de San Amaro ( donde muchísimos años después se contruirá la refinería DUCAR ). Su altura es de 13 metros y medio, con bajorrelieves en bronce obra del escultor sevillano Antonio Susillo y debajo hay una cripta que no tiene acceso libre y donde reposan los restos de muchos héroes de dicha contienda. La puerta de acceso está tapiada con los escalones que justamente dan frente al Ayuntamiento.
Sentado en un banco de dura piedra y fijando nuestra vista en tan entrañable obelisco, nos dejamos envolver por el embrujo de ésta Plaza, donde los últimos rayos solares doran y acarician sus piedras.
Así es nuestra Plaza de África, así era hace ya muchos, muchísimos años...........

Ofelio

2 comentarios:

  1. jose javier rivera10:44 p. m.

    Magnifica, como es habitual en tí, el relato de la Plaza mas famosa de Ceuta; la de Africa.
    Se lo enviare a una amaiga que nació alli mismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:11 a. m.

    Thanks for your information mate. You can also Check my blog

    ResponderEliminar