01 septiembre 2005

TRISTEZA

Me siento confundido a veces,
tristes pensamientos me asaltan,
anhelos que no he alcanzado
en mi corazón aguardan;
un desfallecer sin consuelo
de inicuos presagios hace causa,
intento salir de éste pozo
que emnegrece toda mi alma.
Apartar los oscuros pensamientos
que vez tal vez me acorralan
pues quiero vivir la vida
y habitar en la esperanza;
no quiero sentirme abatido
por sombras ni por fantasmas,
apartar el negro corcel
que por mis entrañas cabalga,
apartar el fúnebre velo
que oculta toda esperanza,
quiero sentir que estoy vivo,
mi corazón lo reclama,
no revivir el fatídico ayer,
sino el venturoso mañana.

OFELIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada